• Amnesia •

Me tragó la tierra.

Me hundí en las aguas.

Me extravié en el aire.

Mi nombre se esfumó de los registros.

Mi rostro desapareció de las fotografías.

Mi padre se olvidó de mí.

Mi madre dice que nunca existí.

Mis hermanos no recuerdan ni mi voz.

Mis amigos dicen que no me conocieron.

Mis compañeros, que nunca estuve con ellos.

Los vecinos, que no me encontraron nunca.

Nadie me ha visto.

Nadie me ha oído.

Nadie me conoció jamás.

Soy un número sin rostro en la lista abstracta de los crímenes de un asesino.

De un asesino.

De un secuestrador.

Y un torturador.

Ya llegará el día...

... en que mi sangre brote del río

... en que la tierra escupa mi cuerpo

... en que al aire grite mi nombre.

Y entonces sí volveré a ser quién fui.

Mientras tanto, espero.




El 24 de Marzo de 1976 las Fuerzas Armadas tomaron el poder en la Argentina y comenzó la masacre. Los demonios festejaron con abundantes aquelarres y el Seol se apresuró a abrir sus bocas para recibir los bocados de sangre. Se cometieron violaciones a los Derechos Humanos entre las que se encuentran torturas -tanto físicas como psicológicas-, detenciones clandestinas, apropiación de niños, privaciones ilegítimas de la libertad y asesinatos que dejaron como saldo 30.000 desaparecidos (sin contar las secuelas de los sobrevivientes y los niños que fueron privados de su identidad). "Ni muertos, ni vivos. DESAPARECIDOS". No tienen cara, no tiene nombre, no hay una tumba donde ir a llorarlos. Ni vos ni yo los conocemos. Son entes flotando en el imaginario popular. Porque nadie vio nada. Porque nadie oyó nada. Porque nadie sintió ni percibió nada extraño. Porque seguramente algo habrían hecho. Porque era mejor cerrar los ojos, mirar para otro lado mientras las cosas le pasaban "a otro". Igual que ahora, cuando vas caminando por la calle: le roban a alguien y mirás con asombro, pero luego seguís como si nada hubiera sucedido. ¿Dónde metieron tantos cuerpos sin que nadie se de cuenta? ¿A dónde iba a parar la gente que faltaba en el trabajo, en el barrio, en la universidad? ¿Era posible tener a tantos millones de argentinos "tabicados" (1) al mismo tiempo? Tantas preguntas que no tienen respuesta. Y tantos crímenes que no tienen justicia. Pero estoy segura.... el río va a devolver los cuerpos. La tierra va a vomitar a sus muertos. Y todas las cosas saldrán a la luz. Y la verdad, al fin y al cabo, nos hará libres.

"Cárcel común, perpetua y efectiva.
Ni un solo genocida por las calles de Argentina"

Ni olvido ni perdón




(1): En la jerga de las detenciones, estar *tabicado* era tener los ojos vendados.

13 voces se mezclaron con mi voz:

Vera Detó dijo...

Me pongo de pie, y aplaudo su texto, su pedido y el de muchos!


Porq la verdad nos hara libres...



Vera!

Anónimo dijo...

su proclama, poesía ,alegato, denuncia crónica se lleva mis aplausos de pie como bien dice Vera, espero que este sea el momento donde se inicie el camino hacia la "verdad verdadera"
BREOGAM

Nono dijo...

Juicio y castigo!

Salu2.

Verònica dijo...

y con què derecho? siempre estaremos los que lo lamentamos, los que tenemos a alguien que se tuvo que ir lejos, en el exilio, los que perdieron a un ser querido pero asi serà siempre: "ni olvido ni perdòn". Entrada concienzuda.. si es que existe esta palabra, ahora lo dudo.. besoT, Vero.

Electric Feel dijo...

Dios, tu tetxo me emocionó mucho, es tan cierto todo aquello que dices.
Como es que somos capaces de ignorar la tragedia ajena, sin darnos cuenta que una existencia puede perder su identidad, su registro,,, su ser completo.
Magnífico, me encantó.
Saludos!

neverland dijo...

soy yo...

http://escaparata.wordpress.com/

... de pronto estoy aqui (nuevamente)...
no?...


..............

el olvido imposible dijo...

Me recordó el tango de las madres locas.
"Me dicen que no te fuiste, mi bien, que te desaparecierom, que te vieron en la cuneta, cantando el giro de Carlos Gardel. Que de pronto te esfumaste, que te borraron del mapa, que ni siquiera naciste, que medio loca mamá te inventó..."

CABECITACALECITA dijo...

¿Capaz que la vida y sus circunstancias son una gran seguidilla de hechos sin sentido?. Ahora justamente encontrar esa belleza de la que hablas, es la mas complicada. Es una eterna búsqueda creo..

Acuña Carlos dijo...

Fuera bueno tener Amnesia diaría...creo que sería lo mejor.

saludos...

Leon dijo...

Hola Laura! sabias q hablas como Abogada?
=P

te hize caso la 1ra q me dijiste, fui a ver q onda y no encontre nada de nada en "Civil", habia un hueco enorme, se llevaron todo =( Pero no me rendire, voy a ir un par de veces mas a ver si encuentro algo x otras materias, ya que la veo mas posible.

Bueno el otro blog, ya firme.

Pasate cuando qieras que siempre sos bienvenida.

Exitos

CINCO POR UNO dijo...

NI OLVIDO
NI PERDÓN
y ahora hablan de pena de muerte, por favor MEMORIA.

Marine Juliette dijo...

en la oscuridad y en la luz.....las voces fantasmas se desprenden de las paredes puertas ventanas y graznan piden gritan IMPLORAN:

NI OLVIDO NI PERDON.

Ale dijo...

Te imagino escribiendo sobre esto y descubriendo una vez más que no alcanzan las palabras para describirlo.
Pero que necesario intentarlo, para que no vuelva a ocurrir jamás, para que a nadie nunca más se le ocurra tanta maldad y tanta indiferencia.

tal vez por las ganas de confianza contigo quiero compartir lo que escribí alguna vez sobre lo mismo: http://revolucioncompartida.blogspot.com/2006/03/presente.html

Besos.

* * * * * *