•Hay una piedra debajo de la puerta•

Hay una piedra debajo de mi puerta. Pequeña, minúscula, casi insignificante. Pero el ruido que provoca al cerrar la puerta logra enervarme. Ya barrí. Pasé la hoja de un chuchillo por debajo. Hasta saqué la puerta y la limpié. Pero la piedra sigue ahí. A veces me engaña. Me hace creer que ya no está más. Y la puerta no produce ningún ruido. Pero en cuanto me tranquilizo, la vuelvo a oir rechinar. Y vuelvo a barrer. Y vuelvo a pasar el chuchillo. Y vuelvo a sacar la puerta. No hay caso. La piedra está decidida a quedarse y formar parte de mi puerta. La única solución sería descartar la puerta y poner una nueva (y todo por una mísera piedra). Lo peor es que no es solamente en mi habitación. He concluído que hay otras puertas y otras piedras. Sí, así como lo leen. Dentro mío también hay una puerta que quiere cerrarse, pero pareciera ser que una piedra está decidida a impedirlo.

L.A


13 voces se mezclaron con mi voz:

Jane Jones dijo...

Usas algún tipo de farmaco???
porque si lo usas estas en la dosis
justa!!! la verdad que esta buenisimo
el blog y son muy lindas las cosas que escribis! te felicito!! tenes un toque psicodelico que va muy bien con vos (el toque siempre lo tuviste)
y eso particularmente me gusta mucho ... apenas escribas otro de tus papeles sueltos me avisas ehh!! y si sacas un libro asi medio flashero soy el primer comprador!

bueno nena, muy lindo tu arte
besos!!



Jane Jones

Vera Detó dijo...

Mas cerca?
Quizás nunca estuvimos demasiado lejos...

escaparata • dijo...

??
EN Q MAIL...??
escaparata@live.com
ahi esta el mio nuevo...
agregame y reenviame el mail... yo m fije en el viejo y no tengo nada lolaa!!

Onalem! dijo...

Lola tendrá que enviarle de nuevo el e-mail a Natt ^^.
Esa piedra es la misma que tengo dentro, y siempre saco la puerta, barro, le paso un trapo... pero sigue.
Intento lijarla para que sea mejor y no rechine, intento romperla, pero por más que parezca que se fue, sigue ahi, no se mueve.
Es como una parte de mi cuerpo...

¿Qué tipo de piedras te molestan Lola? ¿Te parece que siempre hay obstaculos en la vida, lo cual hacen que nos enerve más?

eliú dijo...

o aguantar una puerta que rechina, o aguantar quizás piedras que estorban... pero lo mejor sería una mudanza

ericram dijo...

Creo que la solución está en cerrar esas puertas y no volver a abrirlas.
Uno debe ser consciente cuando una etapa termina, cerrar capítulos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
Hay que dar vuelta la hoja, y vivir el presente.
Nadie dice que sea fácil, pero hay que intentarlo.

Electric Feel dijo...

& que será peor, la piedra de la puerta de vuestra recámara o la piedra de la puerta de vuestro corazón?
Lindo texto :B
saludos Lola!

S A N J O dijo...

Alo L.A.!!!

bravo!

sólo quitaría esto del texto: "He concluído que hay otras puertas y otras piedras. Sí, así como lo leen. Dentro mío también hay una puerta que quiere cerrarse, pero pareciera ser que una piedra está decidida a impedirlo."

El final "lo peor es que no es solamente en mi habitación" me hubiese encantado. ¡ya habias dicho todo!

S A N J O dijo...

HEY RECIEN PASASTE! VOLVE QUE ACABO DE SUBIR OTRA COSITA NUEVA! (ESPERO HABERTE ALCANZADO!)

Verònica dijo...

Fantàstico! es la similitud perfecta con eso que se siente adentro cuando algo nos impide cerrar o cortar o dejar con tranquilidad.. sin estorbos.. asi como quien no quiere la cosa..
un beso Lola!
Vero.

Vera Detó dijo...

Por este tipo de dificultades es que he nacido en ella...
Mi vida se compone de dos negativas trascendentales...
NO CERRAR LA PUERTA !
o directamente
NO ABRIRLA!

No es la solución, pero es parte de lo que soy.


VERA!

NC dijo...

buena ..me gusto .al igual que las zapatillas rojas.
una pregunta ¿como hago para poner en mi blog eso q dice inventario? , si esa animacion,

please ayudame

saludos

Raul Farias dijo...

La decision es mudarse... Me encantó el post

* * * * * *